Muñecas de Lluvia de los Dioses

Various examples of Hopi katsina dolls.

 

Ejemplos de muñecas katsina de los Hopi.

Muñecas de Lluvia de los Dioses

Las muñecas katsina creadas por la cultura indigena norteamericana de los Hopi,  son efigies de los katsinam o espíritus benevolentes que visitan a los Hopi la mitad del año. Tradicionalmente son tallados en madera de alamo americano por los hombres Hopi y representan la evidencia tangible del poder y la sabiduría de los Katsinam.

Muñecas Katsina Hopi

Según la tradición Hopi, los katsinam antes visitaban en persona, pero ahora llegan como nubes que bajan de las montañas o suben de la tierra. Empiezan a llegar el último día de diciembre, en el solsticio de invierno. Hombres Hopi vestidos en máscaras y disfraces asumen sus poderes y prestigio en las ceremonias y en los bailes que se celebran hasta los Katsinam se van en Julio. Aunque solo los hombres pueden ser katsinam, las mujeres y los niños tienen papeles muy importantes como miembros de la audiencia; todos los hombres y mujeres pertenecen a la sociedad Katsina.

Los Hopi reconocen cientos de Katsinam. Algunos se originaron en otros pueblos. Muchos llegaron de Zuni sin sus leyendas originales y otras connotaciones religiosas, y han llegado a parecer mucho más como Hopi katsinam.

Hopi katsinam pueden ser masculinos o femeninos, y representan plantas, animales, insectos, cualidades humanas, la fuerza creativa del sol, y aún la muerte. Algunos son demonios que asustan a niños para que se porten bien; la mayoría son ancestros del clan y seres beneficiosos. Son mensajeros quien aceptan a los regalos y las oraciones para la salud, la fertilidad, y lluvia de los Hopi y los llevan a los dioses. Su oficio como creadores de lluvia es particularmente importante a los Hopi, cuya agricultura en el alto, árido desierto del noreste de Arizona siempre ha sido precaria.

Tres ceremonias principales se llevan a cabo por y para os Katsinam durante su queda en los pueblos: Soyalangwu, una ceremonia del solsticio de invierno en diciembre; Powamuyain en febrero cuando los Hopi llaman a los katsinam para que aparezcan; y Niman, la despedida después del solsticio verano. Entre Powamuya y Niman, los Hopi hacen varios bailes que ayudan a llegar la lluvia, que promueven el crecimiento de cultivos, y que aumentan el número de animales que los Hopi dependen para sobrevivir. Temprano en el año, estas ceremonias pasan en cuartos ceremoniales subterráneos que se llaman kivas. Cuando llega la primavera, los bailes se mudan a las plazas, donde duran desde la mañana hasta el anochecer. Al fin de Niman, los katsinam vuelven al mundo espiritual.

Durante los bailes y las ceremonias, muñecas katsina, oritithu (singular: tihu), están distribuido por los katsinam a los bebés de ambos sexos, a las niñas, y a las mujeres. La mayoría son distribuidos durante Powamuya y Niman. Niñas a la edad o cerca de la edad matrimonial reciben la mayoría, aunque a veces mujeres casadas reciben muñecas de sus esposos. Una mujer quien recibe un tihu lo trata con mucho respeto, y lo cuelga de una viga o en la pared de su casa donde no se dañará y puede continuar a beneficiar a ella y a su familia.

Tradicionalmente, muñecas katsina Hopi estaban talladas por el katsinam en las kivas y eran usadas solamente dentro de la cultura Hopi, pero desde la parte final de los 1800s, muchas muñecas han sido talladas como objetos de arte y vendidas al público general. La demanda del mercado ha aumentado la producción de las muñecas y también añadido nuevas habilidades técnicas y estilos a los repertorios de los tallistas Hopi.

Las muñecas katsina se identifican más fácilmente por sus colores, los tipos y arreglos de plumas en que se visten, y los instrumentos, las armas, y los otros accesorios que llevan, todos que son símbolos llenos de significancia religiosa.

Galerías

¡En progreso! Estamos en el proceso de traducir todas las galerías asociadas con esta exhibición. ¡Gracias por su paciencia mientras completamos este proyecto importante!